Editorial

Obligaciones de unos y otros

Notables observaciones de la prensa internacional señalan a naciones como Corea del Sur, Singapur, Taiwán y Japón como ejemplares en acatar las prescripciones para prevenir el covid-19 que dictan sus autoridades, lo que se ha traducido en índices de letalidad inferiores a los que predominan en el resto del mundo. Acertadamente, se escuchan a nivel nacional mensajes para promover comportamientos individuales responsables ante la nueva pandemia, publicidad que subraya como imprescindible ceñirse colectivamente a las normas de salubridad. Así como el pánico puede inhibir a los humanos de actuar como corresponde o llevarlos a cometer omisiones ante peligros para su integridad física, el caso contrario de subestimar riesgos que la presencia del germen entraña haría más vulnerable al país.

Del Gobierno se reclama la eficiencia que logre una rápida disponibilidad de espacios para alojar y tratar una mayor cifra de pacientes adelantándose a un potencial crecimiento de la enfermedad. Y debe tomar medidas excepcionales acorde con la urgencia de que el personal sanitario cuente con aditamentos que eviten resultar contagiados en su ardua tarea . Compras urgentes deben hacer disponibles, en amplitud, los equipos y medicamentos adicionales que serían imprescindibles para que los hospitales se desenvuelvan sin carencias en su misión de curar y salvar vidas de pacientes si el virus llega a extremos.

Gente clave que debe moverse

La prohibición al común de los ciudadanos de transitar en el lapso 8.00 p.m.-6.00 a.m. de cada día cumple el objetivo de aislamiento social contra contagios virales; pero las autoridades deben exceptuar de rigideces a muchos hombres y mujeres de trabajo que hacen posible servicios de primer orden asistiendo a turnos en hospitales, clínicas y ayuntamientos o dando apoyo a organismos que cubren emergencia y deben hacerlo con temprana puntualidad.
Está prevista por decreto la aceptación de motivos razonables para desplazarse, pero no todas las entidades están al día en la expedición de credenciales al personal a cargo de tareas que deben tener continuidad en la vida urbana. Gente desprovista de medios de locomoción de matrícula oficial al tiempo que han sido paralizados los principales medios de transporte colectivo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar