Volviendo la página turística

0
31

Santo Domingo, RD.- Es normal que al comienzo de cada año se pase balance sobre el año anterior y el desempeño de la industria turística figura entre las tareas importantes. Al ser afectados por la crisis de imagen turística que vivimos recientemente, esta vez los veredictos que se propagan por los medios de comunicación, no son muy positivos. Pero eso debe cambiar.

La mayoría de los analistas nacionales se sienten apesadumbrados con el examen frio de las estadísticas del flujo turístico del 2019 hacia el país. Los titulares recurrentes crean alarma al destacar un descenso del volumen de las llegadas de turistas de vía aérea, además de un descenso en los ingresos de la DGII de RD$1,000 millones. El resultado es un injustificado temor, sugiriendo calladamente que la industria turística se enfila hacia un peligroso declive.

Nada más errado, indeseable y perjudicial. Las señales son de que nuestra industria turística va “viento en popa” y de que las perspectivas son halagüeñas. No seria exagerado esperar que el turismo se entronice como la principal locomotora del desarrollo nacional en los años venideros.

Esa favorable perspectiva la presenta el aluvión de inversiones hoteleras que se registra. Este año se espera poner en operación unas 3,000 nuevas habitaciones, mientras cada día se anuncian nuevos proyectos. Solo los proyectos en Macao del Moon Palace y el megaproyecto de Anex Tours prometen añadir mas de 4,000 y 7,000 habitaciones en el mediano plazo.

MAS