Por Redacción

MOCA, ESPAILLAT.-Una predicadora de la iglesia evangélica de 70 años fue violada sexualmente, golpeada y amordazada por cuatro hombres encapuchados que penetraron a su residencia de la comunidad rural de Zafarraya.

El horrendo suceso cometido contra la señora Bernarda Polonia, ha creado indignación y repudio entre vecinos y residentes de la zona, solicitando a las autoridades policiales profundizar las investigaciones para que los culpables paguen por el abominable crimen.

Bernarda Polonia narró que cuando salió de la iglesia se dirigió a su residencia en horas de la noche y cuatro hombres encapuchados la esperaron en su casa y cometieron la acción.

“Ellos me golpearon, hasta me mordieron en los glúteos y piernas, luego me violaron sexualmente, hasta perder el conocimiento”, explicó con la boca ensangrentada.

Cuando fue entrevistada, aún la sangre brotaba de  sus labios y adolorida narra, el acto cruel y salvaje en que fue sometida, asegurando que está viva por la providencia de Dios.

Rafelina Morillo, vecina de la víctima aseguran que la policía debe vigilar la conducta de algunas personas que están cometieron acciones delictivas, y dicen que ni los animales se le salvan.

La acción vandálica fue condenada por la iglesia evangélica y otras organizaciones comunitarias. La policía en Moca no tiene a nadie detenido con relación al caso.