Una semana con el Roomba Braava jet m6, un aspirador que friega: ¿vale la pena?

0
14

La marca iRobot es el pionero de los robots aspiradora, décadas construyendo estos dispositivos le da una clara diferenciación sobre el resto de sus competidores. Algunos lo desconocen, pero la empresa de Boston ha participado en la construcción de vehículos autónomos militares y ha inspirado los Micro-Rover de la NASA, y todo esta experiencia está plasmada en sus últimos productos.

El nuevo dispositivo que acaba de presentar en España, no es un aspirador, sino un robot friega suelos, el Roomba Braava jet m6. Este tipo de robots no llevan tanto tiempo en el mercado, y no son tan cómodos como lo podría ser un aspirador, al fin y al cabo, es necesario añadirles agua y limpiarlos más a menudo que una aspiradora.

En definitiva, son menos autónomos. Eso sí, este modelo comparte todas las tecnologías de navegación que ya vimos en la Roomba i7, como iAdapt 3.0, vSLAM e Imprint Smart Mapping. Una combinación de mapeado y cámara que le otorga al m6 un más que preciso sistema para manejarse por el hogar, limpiar donde haga falta y no repetir constantemente zonas por las que ya ha pasado, optimizando todo el proceso.

Además, uno de los mayores aciertos de iRobot, es que si tienes un i7 puedes programarlos para que después de pasar el aspirador, el equipo pueda fregar y actúen de manera coordinada. Vamos, el barrer y fregar de toda la vida, pero robótico. Lo malo, es que aunque se coordinen para limpiar, no comparten información entre ellos, como los mapas generados de la casa, algo que sería muy útil y nos ahorraría el mapeo previo.

Nada más sacarlo de su caja lo que más sorprende es su pequeño tamaño y su forma más cuadrada, pensada para llegar a todas las esquinas, comparada a lo que es la clásica Roomba, más redonda y voluminosa. Podríamos decir que el diseño, en blanco, está muy logrado, y a los más nostálgicos nos traerá recuerdos de los pequeños robots de las naves de las películas del espacio.

El m6 tiene dos modos de uso que se activan dependiendo del paño que le ajustemos por debajo. Este paño se ajusta con un sólo click, y determinará si pasará la mopa o fregará el suelo. Tenemos dos opciones, utilizar paños desechables u otros dos reutilizables que vienen incluidos. Un punto positivo no tener que tirar continuamente paños a la basura y adquirir nuevos de forma constante.

Para el fregado, el m6 cuenta con un depósito de agua con bastante autonomía pese a su pequeño tamaño, capaz de fregar una cocina y tres baños con un sólo depósito en las pruebas que hemos hecho. La batería no es un problema, ya que se agotará antes el depósito de agua que ésta. Podemos usar el jabón líquido proporcionado por iRobot, el único recomendado, ya que podríamos dañar el dispositivo con un detergente más denso. Una pena porque no podemos usar los productos con los que habitualmente limpiamos la casa. La solución para usar nuestro detergente favorito, es meterlo en una botella con difusor y espolvorearlo por el suelo por donde va a pasar la m6, se tarda 2 segundos y el efecto es el mismo.