Las plantas, las semillas y ciertos frutos han formado parte de nuestros rituales de belleza desde siempre. En la actualidad, estos ingredientes están muy relacionados con la cosmética natural, alternativa que está más presente que nunca y que nos lleva a adentrarnos en el universo de los aceites esenciales y sus diferentes usos. Para empezar, los definimos como líquidos muy volátiles que proceden de la destilación de las plantas medicinales y la aromaterapia. Se componen de gran variedad de sustancias, incluidas las vitaminas y oligoelementos.

Los mejores aceites esenciales para potenciar la belleza son los siguientes, según Melanie Clark, directora de la Escuela Internacional de Aromaterapia de Barcelona.

– El geranio, como reafirmante.

– Helicrisum, de Córcega. Es un buen cicatrizante y antiarrugas.

– Jara, como astringente, cicatrizante.

– Lavanda Vera, que actúa como calmante y regenerante.

– Palo de Rosa asiático, de Nepal. Regenerante y gran antiarrugas.

-Ylang Ylang, de Madascar. Regenerante y perfecto como tónico cutáneo.

Cómo usarlos
A la hora de utilizar los aceites esenciales en una rutina diaria de belleza, hay que tener claro que “deben utilizarse siempre con aceites vegetales de calidad bio, para que la piel lo reconozca como algo que realmente le apetece comer”, advierte la experta. Es decir, no podemos aplicarlo directamente sobre la piel. El aceite vegetal actúa como portador o aceite vehicular y el aceite esencial sería el conductor. Siempre hay que utilizar portador, ya que al tratarse de aceites al 100%, al mezclarlos tendremos fórmulas que no superarán el 15%.

Un ejemplo de buenos “portadores” para todo tipo de pieles son los de almendra, avellana y jojoba. Estos aceites vegetales pueden actuar como base para hacer las recetas personalizadas con los aceites esenciales específicos en función de cada tipo de piel.

¿Cuál es el mejor para mí?
Los aceites vegetales se oxidan muy rápido, salvo el aceite vegetal de jojoba, que contiene vitamina E y además es oil free, por lo cual es perfecto para utilizarlo en la piel y el cabello, incluso en pieles grasas. Si tienes la piel seca y necesitas regeneración, Melanie Clark recomienda “mezclar al 50% rosa mosqueta y jojoba”.

Para una piel grasa y problemática, el aceite de árbol de té también es muy aconsejable, ya que es un gran desinfectante y bactericida y está indicado para combatir todo tipo de infecciones.

Una buena fórmula para aplicar cada noche antes de dormir, según la experta, que es ideal para regenerar la piel tras una exposición al sol, sería:

-15 ml de aceite vegetal de rosa mosqueta Bio
-15 ml de aceite vegetal de jojoba Bio
-10 gotas de aceite esencial de palo de rosa Bio
-10 gotas de lavanda vera búlgara
-10 gotas de jara