Por: EFE

Bogotá, Colombia. – La temporada de lluvias en Colombia, que comenzó a finales de febrero y se extenderá hasta junio, deja hasta el momento 389 muertos y 22.000 damnificados, indicó hoy el presidente Juan Manuel Santos.

“Van 174 deslizamientos, 210 inundaciones, más de 56 vendavales, 39 crecientes súbitas, 306 municipios afectados, 2.830 familias afectadas, 910 viviendas destruidas y 389 personas fallecidas”, dijo el mandatario al presentar un balance, en la Casa de Nariño, de las acciones para atender la emergencia metereológica.

Según Santos, “las lluvias llegaron a su punto máximo esta semana y, aunque va a seguir lloviendo, no será con la intensidad de estos últimos días”.