Por: AP

Teherán- Un total de 1.636 iraníes, entre ellos 137 mujeres, se presentaron como candidatos a las elecciones presidenciales de la República Islámica, que se celebran mañana. Sin embargo, solo seis pasaron el filtro del Consejo de Guardianes, un órgano formado por 12 juristas designados por el líder supremo, Ali Jamenei, que veta los candidatos de acuerdo con los intereses del sistema. Ninguna mujer resultó elegida.

Poco a poco se acercan las elecciones presidenciales y de los consejos municipales y rurales de Irán. Los votantes tienen unas 24 horas, conocidas como día de reflexión, para tomar la última decisión de votar a los candidatos que les parezcan más aptos para esos cargos.

Ya terminaron las campañas electorales y la sensación de los simpatizantes de los candidatos en las calles. Empieza el día de reflexión en el que está prohibido cualquier tipo de campaña electoral.

Los votantes iraníes, cada uno, tienen su propia razón para participar en las elecciones que se celebrarán el próximo viernes. Las minorías religiosas, a lo largo del país, han llamado a sus seguidores a participar en las elecciones.

Tras la renuncia de Mohamad Baqer Qalibaf y Eshaq Yahanguiri de la candidatura, los iraníes elegirán entre otros cuatro candidatos: Hasan Rohani, Ebrahim Raisi, Mostafa Hashemi Taba y Mostafa Mir Salim.

El Consejo de Guardianes supervisa todo el proceso electoral, y al final ratifica el resultado de las elecciones.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, es quien firma el decreto del presidente elegido por el pueblo en las elecciones.

Junto con las elecciones presidenciales, los iraníes, además elegirán a los miembros de los consejos municipales y rurales. Entidades que supervisan la gestión de los ayuntamientos y ayudan al gobierno a preparar proyectos de leyes, con el fin de resolver los problemas regionales.

De Agencias.

Foto de El País, candidatos presidenciales.