Por: NEA

Santo Domingo-El manual de normas del Ministerio de Educación prohíbe al estudiante el uso de celulares, computadoras y otros equipos electrónicos dentro de aulas en las escuelas del país. Basada en esta regla escolar y ante los últimos hechos violentos que se han registrado dentro de centros educativos, el ministro Andrés Navarro estableció un plan de regulación en los artefactos tecnológicos, el uso adecuado de las redes sociales y la instrumentación en medidas que garanticen el uso sano del Internet.

Este proceso se llevará a cabo en conjunto con la Oficina Presidencial de Tecnologías de la Información (OPTIC) y el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel).

Navarro reiteró las medidas a tomar durante una rueda de prensa realizada en la sede del Ministerio de Educación.

“Para nosotros es fundamental garantizar el bienestar de los estudiantes, la seguridad de cada estudiante en el país”, expreso.

Además, el funcionario afirmó que el plan de orientación se concibe ante la preocupante y peligrosa viralización que se registra en los últimos meses en las redes sociales por la aparición de juegos y la difusión descontrolada de actos que incentivan a la violencia.

Violencia
Daniel López, el joven de 18 años que agredió a una estudiante menor de edad en el liceo Morayma Veloz de Báez, de Bayaguana, cumple un mes de prisión preventiva.

López fue entregado por su padre y un abogado la tarde del sábado tras permanecer huyendo por varios días, luego de que las autoridades emitieran una orden de arresto en su contra.

La agresión que le propinó el joven a la estudiante fue difundida en un video que circuló por las redes sociales y consternó a la sociedad.

Tras el hecho diversos sectores de la sociedad han emitido la voz de alarma, lo que ha provocado que el Ministerio de Educación anuncie medidas para evitar que se sigan produciendo incidentes de esa naturaleza en los centros educativos.

Asistencia
Durante la rueda de prensa que sostuvo con los periodistas, Navarro dijo que cualquier acción de violencia en las escuelas es motivo de preocupación para el Ministerio de Educación, no sólo frente a la víctima, sino además por el agresor, de ahí que ha dispuesto asistencia legal y sicológica en los casos sucedidos recientemente en algunos planteles escolares.