Por: María Teresa Morel

Santo Domingo-Cuando se habla del Programa de Medicamentos Esenciales (Promese), inmediatamente el ciudadano común suele asociar su nombre a las Farmacias del Pueblo o boticas populares diseminadas en distintos puntos de la geografía nacional.

Sin embargo, desde 2012, tras la emisión del decreto 608-12, la institución también se convirtió en una central de apoyo logístico y asumió la compra y abastecimiento de los medicamentos, insumos sanitarios y reactivos de laboratorio que precisa la red de 169 hospitales públicos y unidades de atención primaria de las nueve regionales de Salud del país.

El director de Promese-CAL, Antonio Peña Mirabal, explicó que esta medida asumida en el primer Gobierno del presidente Danilo Medina ha representado un ahorro al Estado de RD$1,239 millones en apenas cuatro años a raíz de la compra conjunta de medicamentos.

Recordó que anteriormente cada hospital realizaba de manera directa y discrecional sus compras, lo que solía encarecer los costos.

Resaltó que para este año, la institución cuenta con un presupuesto general de RD$4,000 millones, de los cuales, RD$2,900 millones están destinados para la compra de medicamentos, tanto para la red pública, como para las 502 farmacias del pueblo.

En ese sentido, el funcionario recordó que mediante el proceso de licitación 2016-05, efectuado a finales del año pasado se compraron RD$2,500 millones en medicamentos a 89 oferentes, de los cuales el 69% corresponde a suplidores y distribuidores nacionales.
Resalta que el impacto directo en el gasto de bolsillo en la población dominicana con un ahorro en compra de medicamentos a través de las Farmacias del Pueblo fue de RD$9.6 millones.

Programa de alto costo

Al participar como invitado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, Peña Mirabal también reveló que cuentan con un programa especial para apoyar el tratamiento de once enfermedades catastróficas, como el cáncer, la hemofilia, el mal de Parkinson, la diabetes, entre otras, dirigido a personas que no estén afiliadas al Sistema Dominicano de la Seguridad Social, y en el que destinaron el año pasado RD$65 millones, provenientes de los ahorros derivados de los procesos de licitaciones.

Puso el caso del Programa Promefilia, mediante el cual solamente el año pasado se destinaron RD$17.7 millones para el tratamiento de diez niños con hemofilia mediante la inyección Factor I.

Rigurosos controles de calidad

Ante la pregunta del director de elCaribe, Osvaldo Santana, sobre las dudas que despierta la calidad de los medicamentos de Promese por parte de un sector de la población, tomando en cuenta que se suple mayormente de genéricos, Peña Mirabal resaltó los rigurosos controles que se aplican para la compra y suministro de fármacos, que comienzan en el Ministerio de Salud Pública, el cual requiere a los suplidores los certificados de buenas prácticas de manufactura y de buenas prácticas de manejo de almacenamiento, si se trata de medicamentos importados.

Igualmente se aseguran de que aquellos medicamentos genéricos extranjeros que se traen a la República Dominicana vengan con el debido certificado de libre venta de los países fabricantes.

Por si esto no fuera suficiente, Promese CAL también aplica la denominada “Tabla de Triple Entrada”, a través de la cual se analizan muestras de cada lote de medicamentos antes de entrar en sus almacenes, en el Laboratorio Nacional Doctor Defilló, para comprobar que la eficacia y potencia del fármaco son las mismas que dicen sus fabricantes, y así evitar la distribución y venta de medicamentos adulterados, vencidos y de baja efectividad.

En caso de no cumplir con los requisitos exigidos, como en efecto ocurrió hace poco con 51 mil unidades de un medicamento, cuyo nombre no especificó, Peña Mirabal explica que este es incinerado, previa notificación al Ministerio de Salud Pública.

Asimismo, tienen como norma sacar de las Farmacias del Pueblo como de los hospitales los medicamentos seis meses antes de la fecha de vencimiento.

Expresó que los genéricos tienen un 98% de efectividad con respecto a un medicamento de marca, y que países como España, constituyen entre el 60 al 65% del consumo. De ahí que el 70% de los 521 medicamentos que componen el catálogo son genéricos.

Amplían catálogo

Desde 2012 se han ampliado los productos del catálogo de medicamentos ofertados a través de las farmacias del Pueblo, de 274 a 652, mientras que, a nivel hospitalario, pasaron de 436 productos a 816 en 2017, para un incremento de un 87%.

Abrir 140 farmacias adicionales

La institución tiene fijada entre sus metas presidenciales para este cuatrienio, la apertura de 140 nuevas farmacias, ya que según dice, la cantidad actual no es suficiente.

Asimismo, la creación de una plataforma tecnológica que permita interconectar todos los puntos de venta y distribución que permitan llevar un mejor control de sus operaciones, tanto a nivel financiero como estadístico, para saber a qué cantidad de dominicanos impacta el programa, cuáles son los productos más demandados y cuáles no se encuentran.

Dijo que la falta de estos controles ha facilitado la ocurrencia de robos y la venta descontrolada de medicamentos a personas que posteriormente los revenden.

Puso como ejemplo, el caso del Hospital Darío Contreras, en donde la semana pasada, el vigilante de la misma sustrajo RD$14 mil de las ventas.

En ese sentido, anunció que próximamente se estará llamando a un proceso de licitación para la adquisición de equipos informáticos, para dotar de computadoras a unas 300 farmacias en una primera etapa.

Venderán preservativos y anticonceptivos

El director de Promese-CAL, al ser entrevistado por el director de elCaribe, Osvaldo Santana; el subdirector, Héctor Linares; el jefe de Redacción, Héctor Marte, y la editora del Caribe digital, Sandra Guzmán, reveló que este año las farmacias del pueblo estarán despachando anticonceptivos y preservativos a la población, a solicitud del Ministerio de Salud Pública. Para ello han encargado una primera compra al Fondo de Población de las Naciones Unidas  por 7.5 millones de pesos, que según dijo, si se hubiese comprado a nivel local habría costado RD$25 millones. Dijo que en primera instancia se aplicará un plan piloto para saber la cantidad y los lugares donde más se requieren. Igualmente, existe un proyecto para que 400 mil enfermos crónicos de hipertensión y diabetes del Seguro Nacional de Salud (Senasa) puedan adquirir sus medicamentos en las boticas. Otra meta es la construcción de un centro de distribución regional en Azua, con apoyo del Banco Mundial que facilitará el abastecimiento de medicamentos en la región Sur.

Principal empleador de farmacéuticos en RD

Actualmente, Promese tiene una plantilla de 1,777 empleados fijos, de los cuales el 75%, equivalente a 1,251, labora en las distintas farmacias del pueblo.  El director de Recursos Humanos, Henry Santos, afirmó que la institución se ha convertido en el mayor empleador de especialistas y auxiliares en farmacéutica del país. En tanto, la directora de Farmacias del Pueblo, reveló que los diez medicamentos de mayor venta y consumo el año pasado fueron el acetaminofén en tableta, el Ácido Acetilsalicílico, el ácido fólico, el ácido mefenámico, Amlodipina de 500 miligramos, Amoxicilina en cápsula, Ampicilina, Atenolol, el Complejo B y el Diclofenac. Peña Mirabal agregó que las ventas de las boticas el año pasado sobrepasaron los RD$945.2 millones, siendo la región del Gran Santo Domingo, la que tuvo un mayor volumen de ventas. Se espera que solamente este año se construyan 30 nuevos puntos de venta en varias demarcaciones del país, dando seguimiento a la Estrategia Nacional de Desarrollo y al cumplimiento de las metas presidenciales 2016-2020.

elCaribe