Por: NEA

Santo Domingo.- El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía, afirmó hoy que la suspensión de los jueces de la ejecución de la pena de San Cristóbal y San Francisco de Macorís, es para que no se ponga en duda sus reputaciones.

Dijo que a los magistrados suspendidos Willy de Jesús de Núñez y Aleida Jiménez Acosta, es a quienes más les conviene que el caso se investigue y se aclare. El primero autorizó el traslado de “Quirinito”  de la cárcel de Najayo a San Francisco de Macorís y la segunda le otorgó la prisión domiciliaria.

Sostuvo que el hecho de que se haya suspendido a esos dos magistrados por el caso “Quirinito” no quiere decir que estos sean culpables o no.