Por: AP

Washington.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzó una campaña para erradicar de Latinoamérica para el año 2020 la transmisión materno-infantil del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la sífilis, el mal de Chagas y la hepatitis B.

A través de un comunicado, la organización internacional indicó que si no son detectadas y tratadas a tiempo, estas enfermedades pueden generar abortos, muerte fetal, malformaciones congénitas y neurológicas, problemas cardíacos, cirrosis, cáncer de hígado y en algunos casos la muerte.

La OPS informó que cada año se estima que en Latinoamérica y el Caribe 2.100 niños nacen o contraen el VIH de sus madres, 22.400 se infectan con sífilis, 9.000 nacen con el mal de Chagas y 6.000 contraen el virus de la hepatitis B.

Para poner fin a la transmisión de la madre al hijo de las cuatro enfermedades para 2020, la OPS lanzó una hoja de ruta con estrategias e intervenciones dirigidas a las mujeres antes y durante el embarazo, así como a las puérperas y a sus recién nacidos.

“El nuevo marco es una oportunidad para integrar y redoblar los esfuerzos que se están haciendo a la hora de diagnosticar y tratar a las embarazadas durante el control prenatal”, afirmó Suzanne Serruya, directora del Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP) de la OPS

Para reducir la transmisión de las enfermedades transmitidas de madre a hijo, el plan propone el testeo universal de todas las embarazadas, una política que adoptó los países de la región y del mundo para diagnosticar el VIH y la sífilis, pero que aún no se hacía con la enfermedad de Chagas y la hepatitis B.