Nociva para todos y peor para la economía

0
15
  • Aquiles Olivo Morel

¿Podría el ex presidente de la Republica, el Doctor Leonel Fernández regresar al escenario político a competir por la Presidencia de la Republica en las elecciones presidenciales pautadas para mayo de 2020? ¿Sería posible medir el impacto causado por la salida de importantes dirigentes del PLD, incluyendo miembros de su máximo organismo de dirección, en el que se incluye el Presidente  de la organización en funciones y quien salió muy bien posicionado de las accidentadas primarias celebradas el pasado 6 de octubre? Finalmente ¿Podrían las decisiones de Las Altas Cortes sumir al país en una crisis política, si su decisión no favorece la participación del ex mandatario, tal como aseguran varias personalidades políticas?
 

Entre unos y otros las respuestas parecen encender aún más la llama de la confrontación política dejando en manos de los Máximos Tribunales de Justicias decisiones complejas para el destino inmediato de la Republica Dominicana.
 

Participación Ciudadana (PC) agrega mayor cantidad de combustible a la combustión,  al presentar un informe donde considera que las irregularidades de las primarias celebradas recientemente son tan significativas como para considerarlas ilegitimas debido, entre otras cosas, al gran cumulo de situaciones perturbadoras presentes al interior de este proceso, mayormente orientadas a cambiar el curso de los resultados a favor de uno de los participantes.
Nadie ignora los vínculos de PC con los Estados Unidos y la USAID, lo cual permite inferir los pareceres de otros organismos, no menos importantes respecto a esta situación.
 

En fin, a la distancia nueva vez se coloca la incertidumbre de un proceso electoral en el que el propio Organismo Electoral (JCE)  no decide si volverá a utilizar el conteo electrónico o si optará por el viejo método de las boletas físicas, lo cual supondrá un ajuste considerable en su cronograma y en sus presupuesto para poder acometer los retos que implica este giro en su proceder.
 

Apenas falta unos cuantos días: En febrero de 2020, de acuerdo a la legislación electoral será el momento en que se deberán escoger los Alcaldes y las Autoridades Municipales; luego el tercer domingo del mes de mayo el pueblo irá a las urnas a decidir sobre los Diputados, Senadores y la Presidencia de la Republica. ¿Sera olvidado el conteo electrónico y el uso de las tecnologías ¿Regresaremos aquellos momentos de las hojas en blanco y lápiz de carbón con el método del “palote” para efectuar el conteo en los Colegios Electorales?
 

¿Y Por qué las altas cortes conociendo la importancia de la holgura  requerida en el tiempo no proceden a dilucidar estas cuestiones legales de si hay posibilidad de evitar o no que participe el ex presidente de la república, igual que otros, quienes dicha sentencia pudiera habilitarlos? Su prudencia evitaría un desenlace fatal!
 

Los dominicanos por mucho tiempo se resistente a encarrilarse por el mundo de la legalidad; las leyes son abundantes y muchas de ellas, sea por ignorancia o no, poseen resquicios que llevan a la gente a la interpretación en las circunstancias como la actual; también, las leyes son a veces objeto de cuestionamiento –difusa en ocasiones- donde se trata de averiguar el espíritu del legislador; peor aún, existen pruebas de que son incongruentes con otras legislaciones, incluyendo a la propia Constitución.
 

En la ocasión el mundo político; los círculos de poder; la Comunidad Internacional; todos por igual se encuentran expectante a la espera de la decisión de esta,  con la cual pudiera entorpecerse el curso natural de este proceso electoral.
 

Ni los unos ni los otros; las recientes Elecciones Primarias demostraron a través de la raya de  Pizarro la división política existente en la sociedad (mitad por mitad); los exitosos no ignoran esta realidad y la misma opinión pública se expresa diariamente orientada por igual circunstancia; los encuentros familiares y las fiestas partículas y  hasta discusiones en los “colmadones”,  reflejan esta misma.
 

Por otro lado, sobre el impacto de la salida del ex presidente de la dirección de la presidencia del PLD y las visitas realizadas por la nueva dirección política para evaluar su impacto en el interior de la organización morada; tampoco se pudiera disponer, por ahora, de una conclusión suficientemente clara  debido la masificación de esta organización; las salidas masivas de figuras históricas y no históricas en medio de esta prisa y la misma circunstancia aún vigente.
 

El PLD no dispone de un padrón diáfano y por eso recurrió en un encuentro de su Comité Central (CC) para decidir sobre el cómo llevaría a cabo  la celebración de primarias abiertas; su lista de miembro no estaba lo suficientemente depurada parada para dejar esta responsabilidad a la intemperie de la infiltración; tanto el PLD como Partido Revolucionario Moderno (PRM) se involucraron en la utilización de la logística de la JCE para arbitrar sus procesos internos.
 

En fin, luego de su letargo histórico, el Comité Político (CP) regresa a la celebración de reuniones ordinarias cada semana conduciendo la organización y creando una nueva dinámica, con la cual pretende salirle al paso a las estampidas de sus seguidores hacia la nueva organización creada al vapor por su ex presidente, denominado la Fuerza del Pueblo (FPL).
 

Completaron el déficit del CP en un encuentro records, incompleto por varias circunstancias, desde hacía muchos años. Emprendieron una agenda orientada a levantar –Diagnostico político- el impacto de las salidas a todos los niveles a nivel nacional de miembros del CC como de las varias Secretarias; algo insólito, con un proceso electoral a la vista, con figuras importantísimas inconforme con las escogencias realizadas por el organismo máximo.
 

Todos estos retos se unen a la agenda electoral al mismo tiempo;  las batallas en el seno de la JCE para evitar la participación de su ex presidente; también, conformar las alianzas y la distribución de las reservas; peor aún, impulsar una candidatura presidencial con una figura totalmente nueva en un debate electoral del cual no podrá sustraerse tan fácilmente.

 

Aun así, sus principales figuras políticas no tienen de otras,  al afirmar que el “PLD vencerá nueva vez”. Aunque se percibe, por ahora, que el PRM sin realizar ningún movimiento extraordinario en el tablero político se encuentra a la cabeza de la preferencia electoral. Rota la unidad del PLD sería iluso pensar que su fortaleza en el mercado electoral no haya sido afectada.

 

En algunos círculos políticos se comenta que nadie quiere salir o jubilarse de la actividad política en la Republica Dominicana (RD); en ambos bandos: Los retiros parecen imposibles, muy a pesar de la legislación que impide el trasiego de los liderazgos de los partidos. Por demás, existen múltiples evidencias para cumplir con requisitos de ley, como el que establece la cuota de la mujer.
 

Y, como si fuera poco las declaraciones de las principales figuras procuran ahondar la división, al tiempo de crear un clima poco asequible para la concertación. Y la semana inicia con la iniciativa presentada por cinco juristas para hacer valer los artículos 49  de la Ley de Partidos y 134 de la Ley Electoral contra una eventual postulación del expresidente, con lo cual la organización morada da paso concreto orientado a “…cerrar el camino” a la candidatura del doctor Leonel Fernández. En principio el Tribunal Superior Electoral y en segundo el Tribunal Constitucional deberán esclarecer el panorama político e impedir la prolongación de la incertidumbre, nociva para todos y peor para la economía. Como dije: Su prudencia evitaría un desenlace fatal!