Por: NEA

Santiago.- El expresidente de la Sociedad de Neumólogos del Norte (Neumonorte), doctor Plutarco Arias, afirmó ayer jueves que los efectos contaminantes del vertedero de Rafey están causando mucho daño a los residentes en la parte oeste de la ciudad.

Arias dijo que esa situación de insalubridad ha causado un aumento de pacientes con afección en las vías respiratorias.

Vertedero de Tamboril

En tal sentido, el neumólogo planteó la necesidad de que se busque una solución a la humareda producida en tres vertederos, que desde hace varias semanas ha ocasionado un impacto negativo en la salud de los residentes de la zona.

Al relleno sanitario de Rafey se suman Guazumal, en Tamboril, y La Canela, al suroeste, cuyas autoridades acusan a unos haitianos indocumentados de incendiarlos.

“El aparato respiratorio es el único sistema del organismo que está en contacto con el medio ambiente, pero que no soporta los embates medio ambientales nocivos”, explicó el galeno.

El doctor Arias recordó que estos efectos contaminantes generan una hiperreactividad bronquial ocasionada por los efectos del humo.

Significó que los pacientes asmáticos se exacerban, se reagudizan, los que tienen enfisemas, bronquitis crónica, también y los que están sanos desarrollan trastornos en respuesta a esto”, declaró el especialista en las vías respiratorias.

El galeno recordó el alto costo en medicamentos que representa para un paciente un tratamiento para las enfermedades respiratorias.

Indicó que la persistencia de esa humareda va a producir en pacientes asmásticos lo que se llama la remodelación de las vías aéreas, que provocará una dificultad para que el paciente asimile los medicamentos que se utilizan.