Por: NEA

Santo Domingo.- La ministra de Salud Pública Altagracia Guzmán Marcelino, anunció que todo su equipo se encuentra adoptando las medidas necesarias para prevenir la propagación de las posibles epidemias tras el paso del huracán Irma por todo el territorio de la República Dominicana.

A fin de garantizar la salud de las personas de diversos puntos del país que se han expuesto a aguas y ambientes contaminados, así como también para aquellos que se encuentran temporalmente en los refugios, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MISPAS) se encuentra haciendo labor de vigilancia sanitaria, jornadas de vacunación y chequeos rutinarios para identificar pacientes con síntomas infecciosos.

El plan de salud preventiva impuesto por el MISPAS tras las secuelas del ciclón, da prioridad a enfermos, mujeres embarazadas, niños y adultos envejecientes. “Las direcciones provinciales de Salud y áreas de Salud también quedan instruidas de hacer búsqueda activa de embarazadas que viven en zonas vulnerables para disponer su traslado inmediato y del mismo modo entablar una efectiva coordinación con los hospitales del Servicio Nacional de Salud (SNS) a los fines de asegurar atención a las embarazadas a término o que se presenten en trabajo de parto”, expresó Guzmán Marcelino.

Afecciones de la piel, leptospirosis, resfriados y problemas estomacales son algunos de las condiciones que pueden presentarse entre la población.