Miches: un polo turístico cuyo desarrollo avanza sin pausa

0
30
Los inmersos cocales y las impresionantes aguas cristalinas y azul turquesa de Punta Hicaco, Punta La Gina, Playa Esmeralda y Playa El Limón, en Miches, conforman un oasis que en los últimos años ha venido captando la atención de inversionistas nacionales e internacionales, ansiosos por desarrollar el encanto de este municipio de la provincia El Seibo, ubicado en la zona oriental del país.

Este edén ecoturístico tiene sitios de exuberante belleza. Como las lagunas Redonda y Limón, dos fabulosos cuerpos de agua con abundante flora y fauna y con acceso directo a la Bahía de Samaná.

Son ecosistemas acuáticos que poseen condiciones ambientales apropiadas para ser hábitats de peces, aves y otros organismos únicos. Constituyen parte de los medios de sustento para cientos de familias de las comunidades próximas que viven de la pesca con chinchorros, nasas y atarrayas.

Actualmente, en Miches, caracterizado también por sus elevaciones montañosas, se están desarrollando varios proyectos hoteleros, que en total superan los dos mil millones de dólares en inversión.

El alcalde de El Seibo, Reinaldo Valera, valora el interés de inversores y resorts en la localidad como “una oportunidad para seguir dinamizando tanto la economía de Miches, como de toda la provincia. Esto representa para todos un avance, porque quiere decir que en El Seibo existen destinos con calidad de posicionarse como polos turísticos de carácter internacional”.

El potencial de este municipio ha sido valorado por cadenas hoteleras de lujo desde hace varios años. En 2009, el empresario venezolano Gustavo Cisneros anunció, en un almuerzo de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana, la construcción de un proyecto turístico sostenible, con una inversión inicial de 485 millones de dólares y otros 1.500 millones a plazo más largo.