SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Los abusos sexuales cometidos por obispos, sacerdotes, diáconos y monjas contra niños, niñas y adolescentes han erosionado la imagen y credibilidad de la Iglesia Católica en todo el mundo, y la República Dominicana no ha sido la excepción.

Los casos de abusos sexuales a menores habían costado a la Iglesia Católica a nivel internacional más de 2.000 millones de dólares, según un estudio de los estadounidenses Michael Bemi y Patricia Neal, que participaron en un simposio organizado por el Vaticano para afrontar los escándalos de clérigos pederastas.

Michael Bemi, del National Catholic Risk Retention Group, de Vermont, y Patricia Neal, directora del programa de protección de niños VIRTUS, manifestaron que esos casos han tenido “profundas consecuencias negativas” para la Iglesia católica, “cuyo corazón han perforado”.

El reputado escritor y periodista investigador británico David Yallop escribió sobre el Vaticano:  “Pocas comunidades daban cabida a tan extraordinaria..corrupción en apenas 44 hectáreas”. Esta afirmación está basada en documentación irrefutable  (cfr. El Poder y la Gloria. Juan Pablo II:¿Santo o político?, p. 169).

En la República Dominicana el caso más reciente publicado hoy 8 de agosto de 2017, es la muerte de Fernely Carrión, quien habría sido asesinado por el sacerdote Elvin Taveras Durán, quien también lo habría violado sexualmente.

Mas aqui