Por: NEA

Santo DOMINGO-El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano anunció la escogencia de Heidy Rodríguez para ser inmortalizada en su 51 Ceremonial del domingo 15 de octubre.

Con su elección, la nativa de la Vega se convertirá en otra de las (os) atletas del karate que llegan al sitial más sagrado del deporte nacional.

Una carrera repleta de éxitos desde su ingreso a la selección nacional juvenil en 1999, fue la “plataforma” que impulsó a Rodríguez hasta la inmortalidad deportiva.

Y esa carrera tuvo como consagración las dos medallas de oro que ganó en Juegos Panamericanos, hazaña que la convirtió en una de sólo cuatro atletas dominicanos que han ganado dos títulos seguidos en la más grande cita deportiva del continente.

Wanda Rijo y Yudelkis Contreras, en levantamiento de pesas; y el también karateca Dionicio Gustavo, son los otros que han sido campeones dos veces y en versiones consecutivas de Juegos Panamericanos.

Heidy es la quinta deportista seleccionada este año para ser exaltada por el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, recordó su presidente, doctor Dionisio Guzmán. Hasta ahora, Rodríguez se une a los propulsores Bienvenido Solano, Tony Piña Cámpora, al fenecido lanzador de Grandes Ligas, José Lima y al ex selección nacional de voleibol Luis Reyes Corcino.

Explicó que los miembros de las asociaciones de Cronistas Deportivos del país  fueron los responsables de la elección de la atleta nacida en La Vega el 9 de mayo de 1981, al igual que de José Lima.

Guzmán manifestó que los nombres de los restantes atletas a ser escogidos, los darán a conocer cuando el Comité Permanente evalúe todos los expedientes sometidos y  oficialice las selecciones.

Santo Domingo y Río

Rodríguez ganó más de 30 medallas entre oro, plata y bronce en eventos oficiales y campeonatos regionales y continentales propios de su disciplina.

Pero fueron las medallas de oro conquistadas en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo Santo Domingo 2003 (República Dominicana) y Río de Janeiro 2007 (Brasil) que la convirtieron en una deportista inmortal.

Rodríguez fue profeta en su tierra al ganar en la categoría 53 kilogramos de los Juegos Panamericanos del 2003 (1 al 17 de agosto), derrotando en la final reñidamente, 4-3, a la canadiense Btissama Essadigi.

Revalidó el oro cuatro años más tarde pero en -68 kilogramos, en los Panamericanos de Río, marcando esta cita la participación de Heidy en su último gran evento continental. La combativa atleta sólo necesitó de dos Ciclos olímpicos para demostrar su grandeza en cada escenario de competencia donde le tocó representar a su país con arrojo, determinación y dignidad.