Por: AP

EL CENTRO, California- El gobierno de Donald Trump está exentándose de cumplir las revisiones ambientales para reemplazar un tramo de muro fronterizo en la ciudad de Calexico.

 El aviso publicado el martes en el Registro Federal indica que la dispensa se aplica para cinco kilómetros (tres millas) hacia el oeste del cruce fronterizo en el centro de la ciudad californiana, donde viven unas 40.000 personas.

El Departamento de Seguridad Nacional reemplazará una cerca de malla de unos 4,3 metros (14 pies) de alto, similar a la que se utiliza en las pistas de aterrizaje, por una valla de hasta 7,6 metros (25 pies) de altura hecha a base de barras gruesas.

Las personas que cruzan la frontera ilegalmente en esa área suelen tratar de nadar en el contaminado río New River.

Es la séptima ocasión en que el gobierno federal se exenta de cumplir las revisiones ambientales que exige una ley de 2005. El mes pasado se exentó de dichas revisiones para una franja de valla de 24 kilómetros (15 millas) en San Diego.

Los críticos dicen que dichas exenciones son un abuso de poder y una amenaza al medio ambiente.