Pagar una cena en grupo sin que sea una pesadilla para el camarero o saldar una deuda con los amigos de la manera más sencilla y sin tocar dinero, un problema común que Google quiere resolver con Gmail. Su aplicación más utilizada ya permite el envío y recepción de dinero tanto a través de la aplicación para Android como a través de su página web.

De momento solo funciona en Estados Unidos, pero es el primer paso del buscador para hacer transacciones entre particulares.

El gran logro de Google es hacer que el intercambio de dinero sea tan sencillo como enviar un correo. Tan solo hay que pulsar en el icono de adjuntar archivo para enviar la cantidad deseada o pedir a un contacto que salde una deuda. Directamente el dinero sale de la tarjeta que se tenga asociada con la cuenta de Gmail. Es necesario que ambas partes tengan una cuenta de correo de Gmail, pues no funciona con las corporativas.