Por: NEA

Santo Domingo.- El hecho de matar a una mujer y luego cometer suicidio es algo que se está viendo a menudo en la sociedad dominicana. En la mayor parte de los casos los asesinatos son efectuados por sus parejas o exparejas sentimentales.

En los primeros seis meses de este año, 231 hombres se suicidaron en diferentes circunstancias. También, durante el mismo período, hubo al menos 42  feminicidios, según el informe estadístico sobre Seguridad Ciudadana de República Dominicana.  Mientras que el arma que más se utiliza para realizar ambos crímenes son las de fuego.

Entre 2005 y 2016 hubo mil 166 casos de feminicidios en el país, según estadísticas de la Procuraduría General de la República (PGR).

En los primeros seis meses del 2017 al menos 11 agresores se han suicidado después de cometer el feminicidio, mientras que para la misma fecha del 2016 fueron 19.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, aproximadamente un 35 % de los homicidios contra mujeres son cometidos por un compañero íntimo, y el 5% de todos los asesinatos contra hombres son por sus parejas.

El psiquiatra Rafael Serret explica que no necesariamente cuando una persona comete homicidio se suicida por el sentimiento de culpa. “Hay gente que mata a otros y se comen un (sandwich) completo en un restaurante, porque no tienen sufrimiento, sin embargo hubo una mujer que mató a un perrito mientras conducía y se paró a llorar, porque ahí hay sentimientos”, expresó.

“Los homicidios-suicidios son consecuencia de la falta de comunicación, la falta de preparación que tiene la gente, la falta de educación, la falta de oportunidades y el querer conseguir cosas muchas veces rápidas sin los sacrificios que requiere adquirirlas”, agregó el doctor.

El caso más reciente de homicidio-suicidio ocurrió en Santiago.