Por: NEA

Punta Cana-“Todo lo que sea con el turismo le va bien a uno”, dice Bienvenido Silvestre, conocido como Joseph Precio Justo en la playa pública El Cortecito de Bávaro.

Cuando él y sus compañeros vendedores se enteraron que Irma venía se preocuparon; no querían salir de sus negocios hasta asegurarse de que estarían bien cuidados.

El CESTUR y la Policía Nacional se encargaron de cuidar sus negocios mientras ellos se quedaron en sus hogares hasta que Irma siguió su paso y se alejó para siempre.

Cuidamos y apoyamos a los comerciantes de las playas de nuestro país.

Para ellos y para nosotros en el Gobierno, sus empresas y los turistas son sagrados.