EFE
Ciudad del Vaticano-El papa Francisco rechazó con firmeza en el Vaticano las condenas a pena de muerte y afirmó que son inadmisibles por ser “una medida inhumana que humilla la dignidad personal”.

“Se debe afirmar con fuerza que la condena a pena de muerte es una medida inhumana que humilla la dignidad personal”, dijo Jorge Bergoglio en el Vaticano durante una audiencia que mantuvo con los participantes en un encuentro promovido por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

El papa consideró que la pena de muerte “perjudica fuertemente la dignidad humana” y destacó que “es contraria al Evangelio”.