Por: AP

Nueva York-Después de lograr el aumento del salario mínimo en el estado de Nueva York, el gobernador del estado, Andrew Cuomo, se ha fijado como misión acabar con los horarios erráticos de los trabajadores por horas.

Es algo que afecta la planificación de muchas familias que dependen del sector servicios, sobre todo el de la comida rápida y el comercio.

Tras una serie de audiencias con trabajadores y empleadores el departamento de Trabajo está terminando de perfilar una regulación de horarios para racionalizar unas prácticas que obligan a trabajador a estar pendiente de cambios de última hora tanto para ser llamado al trabajo como para no acudir a él.