Diez principios de Andrew Carnegie

0
14

Moisés Estévez

“Hay que considerar lo bueno que uno tiene. Una vez que uno se da cuenta de lo valioso que es y de cuantas cosas positivas tiene a su favor, las sonrisas volverán- saldrá el sol, sonará la música y uno podrá finalmente avanzar hacia la vida que Dios le señaló. ” Andrew Carnegie

Santiago-Carnegie fue un industrial, empresario y filántropo estadounidense originario de Escocia.
Según Forbes, revista especializada en negocios y finanzas, Andrew Carnegie, ha sido considerado como la segunda persona más rica de la historia, solamente superado por John Davison Rockefeller… el primero en el ranking de portentosos acaudalados.

En pleno auge, Carnegie se entrevistó con un joven periodista llamado Napoleón Hill, quien por ese entonces estaba interesado en contar historias de éxito. Y, en 1908, decidió que Hill documentara todas sus estrategias de negocios. Así fue como, en 1937, Hill (tras haber recorrido el mundo) público el libro “Piense Y Hágase Rico”, uno de las obras más vendidas de todos los tiempos. Cuando Hill comenzó su carrera escribiendo acerca del éxito, Carnegie le proporcionó sus “10 reglas para el éxito”. Y he aquí un resumen de dichas normas:

1. Define Tu Propósito.
Crea un plan de acción para alcanzar un objetivo marcado y comienza a trabajar en el de inmediato.

2. Crea Una Alianza Con Personas Que Tienen Lo Que Nosotros No Tenemos.
Partiendo de la base de que el éxito no se alcanza trabajando sólo, necesitaremos de personas, que de ser posible diversifiquen nuestros conocimientos y llenen con sus habilidades aquellas carencias que nosotros tenemos en los negocios. Es decir, crear sinergias para lograr el éxito.

3. Haz Un Esfuerzo Adicional.
Hacer más de lo que tienes que hacer, es lo único que justifica mayores beneficios, creando una ventaja sobre aquellas personas que limitan sus esfuerzos.

4. La Práctica De La “Aplicación De Fe”
Cree en ti mismo y en tu propósito, tan plenamente, hasta actuar con total y plena confianza.

5. Ten Iniciativa Personal.
Lo que tengas que hacer, no lo digas. Simplemente hazlo!

6. Déjate Llevar Por Tu Imaginación.
Atrévete a pensar más allá de lo que ya se ha hecho.

7. Ejerce Entusiasmo.
Una actitud positiva te prepara para el éxito. Es contagiosa y con ésta se gana el respeto de los demás.

8. Piensa Con Precisión.
En palabras de Napoleón Hill: “el pensamiento es la capacidad de separar los hechos de la ficción y de usar aquellos pertinentes a tus propias preocupaciones y problemas”.

9. Concentra Tu Esfuerzo.
No te distraigas de la tarea más importante a la que te enfrentas actualmente.

10. Resultado De La Adversidad.
Recuerda que siempre hay un beneficio por cada revés.

Para finalizar, cuentan que, en un banquete, le pidieron que dijera algo de sí mismo y el magnate del acero, se puso de pie y dijo: “Nací en una familia pobre, y no cambiaría los buenos recuerdos de mi infancia por los de ningún hijo de millonarios. ¿Qué saben esos niños de las alegrías familiares y del inolvidable recuerdo de una madre que es el mejor refugio de muchos hijos, la mejor cocinera, la mejor maestra, la mejor lavandera y, a la vez, la mujer más bonita, más ahorradora, más angelical y más santa de cuantas ha conocido un hombre en su vida?”.