Día Internacional de Concientización sobre el Ruido

0
19

Dr. Frank Espino

“La vida es un naufragio, pero no hay que olvidar a cantar en los botes salvavidas” Voltaire

El día 24 de abril de cada año se recuerda el “Día Internacional de Concientización sobre el Ruido”.

Nada más oportuno para recordar la peligrosidad que representa este para la salud.

Los factores fundamentales en los que se basa el poder nocivo del ruido son 5:

1)    Nivel de intensidad del ruido: El máximo permitido sin que sea necesario tomar medidas de protección del trabajador es de 85 Decibelios.

2)    Tiempo de exposición: Cuanto más nivel de intensidad, menor puede ser el tiempo de exposición. 8 horas al día para el nivel de 85 dB. máximo.

3)    Intervalo entre las exposiciones: Cuanto menor es el intervalo entre exposiciones mayores es el riesgo de alteración por ruido.

4)    Frecuencia: Los ruidos de alta frecuencia son más nocivos que los de baja frecuencia.

5)    Sujeto pasivo receptor, o trabajador: Las variaciones individuales o susceptibilidad al ruido son factores a tener en cuenta.

El principal daño producido por el ruido intenso es una sordera que inicialmente es temporal pero que con el tiempo se vuelve irreversible. Según expertos también puede provocar estrés y fatiga que, a la larga, tienen consecuencias sobre la salud de las personas y sobre la calidad de su trabajo.

Por otra parte, el ruido perturba la comunicación, dificulta la concentración y distrae la atención, puede también contribuir a provocar accidentes de trabajo.

En nuestro país el ruido es un irrespeto mayúsculo. Tanto es así que no importa la hora, el lugar ni mucho menos si hay enfermos o convalecientes en nuestros barrios es frecuente escuchar bocinas con alto volúmenes ya sea que estén estas ubicadas en lugares donde se expenden bebidas alcohólicas y cualquier casa de familia.

Es muy frecuente que en todas nuestras avenidas, calles y carreteras los choferes como si se tratara de un virus tienen una enfermedad que se llama: “Bocinitis aguditis” pues aquí por todo se toca bocina desde los vehículos, no importa el día, la noche, frente a hospitales públicos y privados, centros escolares, iglesias, clubes deportivos etc.

Debemos crear conciencia sobre el ruido, pero saber que hay una ley que castiga aquellos que provocan ruidos citamos: “El Senado aprobó  en única lectura el proyecto que modifica la Ley No. 287-04, sobre Prevención, Supresión y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestos que Producen Contaminación Sonora. La pieza establece que los efectos del ruido y sus consecuencias de largo plazo sobre la salud, se están generalizando, por lo que es esencial tomar acciones para limitar y controlar la exposición al ruido ambiental. La ley incluye regulaciones para colmadones, colmados, tiendas de licores, bares, clubes diurnos y nocturnos y otros tipos de negocios o sitios privados que utilizan bocinas, música estruendosa, plantas eléctricas, y otros implementos.

Abarca, también, a vehículos de motor en la vía pública, mediante el uso de bocinas o equipos de música o falta de silenciadores en el escape.

Precisa que la normativa se aplicará a los violadores en calles, avenidas, áreas residenciales, complejos habitacionales, condominios y en la proximidad de hospitales, colegios, escuelas públicas y privadas e iglesias, que utilicen altoparlantes, vehículos disco light y otros instrumentos para propaganda comercial, política o religiosa; así como a casas particulares o negocios, por el uso de alarmas residenciales, cuyos sonidos se prolonguen por más de unos 60 minutos, y plantas eléctricas.”

Por todo lo expuesto aprovechemos la fecha del 24 de abril, para que desde su empresa, escuela, universidad, iglesia, comunidad, vehículo, calle, avenida y carreteras  apoyemos el  ¡Día Internacional de concientización sobre el ruido!

El autor  es médico, escritor y profesor universitario.