Por: NEA

PUERTO PLATA.- La Junta de Vecinos “Playa Cofresí”, de aquí, denunció que los propietarios del hotel Lifestyle Holidays Vacation Resort se han adueñado de varias playas de ese entorno, ofreciéndolas públicamente en venta como privadas, y pidieron la intervención de las autoridades para corregir la situación.

Chris Coates y Amaury Germán McKinney, presidente y abogado de la organización comunitaria, respectivamente, se quejaron de que esa situación, al igual que otras operaciones de Lifestyle que califican de ilegales, están perjudicando una gran cantidad de familias compuestas en su mayoría por inmigrantes que desde los años 70 del siglo pasado “vinieron a quedarse para vivir, y otros para vivir y hacer comercio destinado siempre al turismo, tanto nacional como extranjero”.

Los representantes comunitarios detallan que, entre las medidas que riñen con la ley, también está la construcción de una pared perimetral frontal a todo lo largo de la costa, que excede los cinco pies de altura, obstaculizando la visión e impidiendo el acceso público a la playa.

“Es importante precisar que el hotel no permite que nadie que no esté en el hotel se bañe o camine por la playa en los lugares donde tienen construcción, incluyendo el área pública que siempre fue de disfrute de todos los visitantes”, afirman.

Igualmente se quejan de que los ejecutivos de Lifestyle Holidays Vacation Resort remodelaron el restaurant “Ahora”, con extensiones que exceden los límites de 60 metros regulados por el Ministerio de Medio Ambiente; han construido encaches y pozos sépticos privados dentro de áreas verdes y han levantado una pared perimetral lateral que hace divisiones dentro del área de la pleamar.

Coates y Germán afirman que han hecho las denuncias ante representantes de los ministerios de Turismo y Medio Ambiente, así como a la Armada Dominicana y al Ayuntamiento local, “pero no se aplican correctivos”.

Expresan que la intención de privatizar toda el área costera de Playa Cofresí comenzó desde hace alrededor de dos años, pero que últimamente se ha agudizado con la intención de colocar un muro de gigantescas piedras para obstaculizar el tránsito del público.

“Las protestas y la gran presión social que desplegamos obligó a la gente de Lifestyle a retirar las rocas, pero esta empresa parece que tiene influencias en algunos funcionarios del Gobierno”, dijeron.