Oímos muchas veces acerca de filtraciones de datos y robos que se producen digitalmente, pero conocer de una situación similar con información contenida en un dispositivo físico como un USB es algo más particular. En especial si se trata de información relativa al aeropuerto de Heathrow y los archivos confidenciales aparecen en un pendrive tirado en una calle de Londres.

El aeropuerto de Heathrow ha confirmado que ha abierto una investigación interna después de que se encontrara una memoria USB en una calle del oeste de Londres que contenía detalles altamente sensibles sobre las prácticas de seguridad de sus terminales.

El pendrive se encontró en la acera en el área de Queen’s Park, donde un hombre lo recogió y descubrió 2,5 GB de datos, sin cifrar y sin protección, relacionados con la seguridad en el aeropuerto. El transeúnte avisó entonces al Sunday Mirror, medio que se encargó de entregarlo a las autoridades. Por lo que se ha podido saber, entre sus 76 carpetas se incluyen detalles del protocolo utilizado cuando la reina pasa por el aeropuerto, las diferentes identificaciones necesarias para acceder a las áreas restringidas, un calendario de patrullas de seguridad y mapas que muestran la ubicación de las cámaras del CCTV.

Close up of a woman hand plugging an usb pendrive on a laptop at home

La información estaba en un pendrive similar al de la imagen – Getty Images/iStockphoto

Otros documentos también recogen información sobre túneles que unen el aeropuerto con la línea ferroviaria Heathrow Express, procedimientos para el viaje de ministros, funcionarios extranjeros y otras personas “VIP”, detalles sobre el personal “exento de revisión”, manuales operativos relacionados con el sistema de radar del aeropuerto y varias imágenes y videos que definitivamente no deberían haberse encontrado jamás en una memoria USB perdida en plena calle.

The Register apunta que el hecho de que algunos archivos estén marcados como “confidencial” o “restringido” puede significar que se trate de información antigua, ya que hacen referencia a clasificaciones que cayeron en desuso hace años. Sin embargo, en algunos de los contenidos se mencionan ataques terroristas recientes, algo que no casaría con la teoría del mencionado medio y que sin duda alerta bastante a los responsables del aeropuerto.

De momento no se tienen tan siquiera sospechosos (al menos que se sepa). “También hemos lanzado una investigación interna para entender cómo sucedió esto y estamos tomando medidas para evitar un caso similar en el futuro”. Los responsables del aeropuerto llaman además a la calma: “El Reino Unido y Heathrow tienen algunas de las medidas de seguridad de aviación más sólidas del mundo, y nos mantenemos atentos a las amenazas en constante evolución actualizando nuestros procedimientos diariamente”.