Antonio Sócrates Regalado, es un hombre de fe y amor para todos

0
130

Por: Miguel De Jesús

Santiago-Mi adolescencia y parte de la primera juventud  la pasaba visitando emisoras de Santiago para ver locutores trabajar, fue así como vi por primera vez a un Diamante nacido y pulido en el fuego del Ensanche Bermúdez, para la época barrio  de jóvenes cultos y revolucionarios  de la ciudad Corazón

En una oportunidad él, fue a mi pueblo  de Mao, Provincia Valverde, como presentador del cantautor Cheo Díaz lo que se convirtió en una  felicidad para mí al  poder estrechar sus manos. Radio Cibao nos permitía escuchar la animación y buen gusto musical de ese talento sin igual.

Su voz se apagó, pasaron los años y no sabía de él, hasta que un día recibí una llamada de una persona que me agradecía la publicación de artículos que escribía, no podía creerlo, al teléfono estaba el Locutor admirado por mí.

Los artículos que se refería, eran publicados por la pagina Santiago 30 Caballeros y yo los reproducía en mi Blog, desde esa llamada iniciamos una amistad que años después nos permitió encontrarnos en Providence, ciudad del Estado de Rhode  Island en los Estados Unidos de Norteamérica.

Me llevó a su congregación y pude ver el gran líder espiritual que es.  Perdimos un Locutor excelente en la animación de cabina y presentación de espectáculos pero ganamos un siervo de Dios que guía con responsabilidad su rebaño.

Protector de su familia y faro de luz divina con la que  ilumina a su pueblo, su vida es un canto de amor puro que entona alto y afinado sobre las notas que hacen melodías suaves en el día a día de los que buscan recoger junto a él, los frutos sembrados bajo la gracia del Señor.

No se cansa, no se detiene, no se rinde por el contario siempre está de pies para servir y darse por entero a los que necesitan un aliento porque están enfermos o quieren que nuestro Pastor ponga miel a las amarguras de sus vidas

La belleza de su Alma se refleja en el brillo celestial de sus pupilas y en el gozo espiritual que inicia cuando florece una sonrisa en sus labios dulcificando la palabra que sale de su boca  iluminada por Dios. En definitiva “por ser  dedicado y consagrado, Antonio Sócrates Regalado, es un hombre de fe y amor para todos” .